martes, 10 de febrero de 2009


Recuerdo que hace no mucho mi mundo se tambaleó. En realidad, creo que me sentí tan golpeada por tantos lados que me desmoroné por completo. No se me olvidará que se me amontonaron las emociones en la boca del estómago,que me inundé, ya desbordada por todas partes.
Quizá aquellos días de mi vida aprendí mucho o muy poco. La crueldad se me hizo menos desconocida, aprendí que tiene formas muy cercanas y juicios severos e injustos. Que la mentira tiene la lengua muy larga y defensores con máscaras.Que,quizá,tengo una capacidad para el perdón superior a la que llegué a imaginar,pero también memoria para recordar demasiadas cosas que no debería.Y creo que sobretodo aprendí que la precipitación es la madre del error,que entre mis mayores defectos destacaba el hablar en caliente...y después darme cuenta del error,que lo hace todavía peor.
Ahora miro atrás, y veo que he dejado un montón de interrogaciones,de conversaciones inconclusas.Entonces parece que ya no importan y no tienen sentido. Sigo teniendo conversaciones pendientes que necesitaría aclarar, matizar, responder, pero muchas de las cuales ya no tendrían razón de ser. Y dentro de mi late cierta impotencia absurda por la que ya no vale la pena sentirse mal.
Dentro de mi no termina de asentarse la pregunta de saber qué habría pasado de sostener mi lengua.¿Tendría lo que no tengo ahora?
Y al otro lado del presente, donde sólo el recuerdo alcanza a contemplarlos y con suerte a vislumbrar lo que queda de ellos, destinados a permanecer en ese rincón cada vez más lejano llamado memoria y que con el tiempo se empaña como las descoloridas fotografías viejas, empiezo a aparcar el recuerdo de lo que un día fue una estrecha amistad. Hay personas a las que sin querer se extraña, aunque se tenga conciencia real de que no volverán a formar parte de nuestra vida nunca más...aun cuando sabemos que nos hicieron daño innecesariamente. Y sí,razón no le falta a la frase :"cuando el perdón alcanza su punto de equilibrio, lo que queda es nostalgia"

Y cuando estoy casi en un punto álgido de felicidad, cuando siento que casi la rozo con los dedos, me viene estos estúpidos recuerdos a la cabeza. Pero hoy no pido más. Hoy tengo la extraña sensación de que tengo todo lo que quiero o merezco tener a mi lado.
Gracias a esas personitas que comparten conmigo cada segundo del día,que lo convierte en intenso y casi especial (casi,que es decir mucho!XD). A esa pequeña familia repartida por media España que me he labrado yo que sé cuando y porqué, que contribuyen a sostener los pilares de mi vida. A mi 'bro'(para entendernos) por taaantas y tantas cosas....por entenderme,por hacer que yo te entienda,por esas conversaciones,por estar ahí, por explicarme mates ya puestos...
Y pues como no también a cada pequeño gran lector que se pasea por aqui, que lee chorradas como esta, que me anima a seguir haciéndolo,a escribir cuatro garabatos más ante la impotencia del folio en blanco.
Y gracias sobretodo a ti. Por estar conmigo, a mi lado y todo lo que eso implica.Por quererme,vaya...que no es poco.






___________________________________________
______________________________________

Ahaahá! Terminé los exámenes,por cierto. Creo que hoy no hay más palabras que me hagan feliz.
Lo dicho,



3 comentarios:

mandy dijo...

me alegra que acabaras los examenes
y que seas tan optimista encarando la vida
es dificil... *suspiro*

en fin...
ya nos contaras que tal has quedado!!
se feliz!!

mandy

Ani dijo...

esa pequeña dedicatoria me ha gustado much
muchas gracias alcoholica
te quierp muchisimo, lo sabes, no?
sabes que siempre puedes contar conmigo, y que cada tonteria que te perturbe, o cada alegria que te guste compartir, estoy a una sola llamada
porque aunque sea lo que se suele decir, es verdad.
Te quiero muchisimo!!

Ancianilla... dijo...

Santanilla,creo que te voy conociendo...o lo estoy intentando...
Vales mucho, mas de lo que crees.