lunes, 3 de noviembre de 2008


[...]Jaime mira los ojos azulísimos que tiene enfrente.
-¡Cuánto tiempo sin ver ese color imposible!
-¿Cuál?
-El de tus ojos, chiqueta.
¿Me quieres?,preguntó ella.Te quiero, respondió él sujetándose a los barrotes porque le era imposible mantenerse en pie.[...]
El tiempo de la visita se acaba. El funcionario ordena a los presos que se retiren. Ahora es Jaime el que pregunta:
-¿Me quieres?
-Si.
-Yo también te quiero,chiqueta.[...]
Los gritos de Pepita llegan a Jaime atravesando el aire:
-¡Volveré el año que viene!
Jaime gira la cabeza hacia atrás, hacia los ojos azulísimos,mientras se marcha:
-Escríbeme.
Se acabó el tiempo. Jaime ve cómo tiemblan los labios de Pepita, ve cómo agita la mano.
-Volveré el año que viene, amor mío.
Ahora viene la espera.
Esperarán un año para volver a verse.


[[La voz Dormida, Dulce Chacón]]


...

Y ojalá...aunque fuese solo por un instante.

1 comentario:

rubiioo. dijo...

bonito dialogo .. tendre q agregar ese libro a mi coleccion de los que me quiero leer.
un bso mineraloide, teeq

i no te cabrees cnmigoo xDD