domingo, 16 de mayo de 2010

'tripi'



Deja que nos agarre la nostalgia, que nos muerda como antes el lóbulo de la oreja. Deja que nos recorra ese escalofrio ya conocido que nos empapa la boca de recuerdos,que segrega en mi paladar un montón de imágenes que mis ojos ya no pueden ver de la misma forma nítida de antes.
Dejémonos llevar; que la nostalgia nos despoje el abrigo de un tirón y nos deje desnudos en la sincera oscuridad de la noche, hasta el punto de que solo se filtre el reflejo de la realidad a través de las cortinas que esconden la Luna. Seamos sombras de ayer,sinceras, que se arrepienten de no haberse quitado los zapatos al caminar por el hoy, que se arrepienten de haber hecho lo que hicieron.
Aguijonea de nuevo mi piel, deja que me anestesie y seduzca a mi sangre,que me haga sentir el ayer hasta que se me erice el vello. Y cuando se me vaya este efecto, cuando mi sangre oxigene mi cuerpo de forma ordinaria,cuando me plante de frente en el hoy de nuevo, déjame sentir el pálpito de la sangre caliente bajo mis músculos, la hinchazón de mis labios de tantos besos,déjame la sonrisa inconsciente en la cara.
Que nos agarre la nostalgia, sí, que nos agarre con fuerza su felicidad después de este último chute...después de que la realidad nos golpee de nuevo en la cara.



Y es que esto de vivir desenfrenadamente, le engancha a uno a cualquier cosa...




2 comentarios:

Winding Moon dijo...

Me encantó. Yo quiero exactamente lo mismo. Que me invada la nostalgia y luego llenarme de oxígeno del hoy... sentir la sangre bajo los músculos...

Un besito de ensueño =)

Delgaducho dijo...

Brutal, cada vez que te leo me recorre un escalofrío el cuerpo, genial de nuevo.