lunes, 4 de octubre de 2010

INDIOS Y VAQUEROS.


Y desarmarte con la mejor de mis sonrisas, esa que enfundo en mi bota izquierda. Fácil, indoloro, casi hasta placentero. El blanco de mi sonrisa calentaría tu pecho un breve instante, el necesario para darte cuenta de que yo me alejo tras asestar el golpe, el tiempo necesario para notar el fluir caliente de la sangre. Y aun cuando la sangre se vierte derrochante, sujetas tus armas primitivas, tu arco y tus flechas de palabras dulces, que tratan de llevarme a ti de nuevo; tu hacha, que instiga contra mi fuerza de voluntad y mis seguridades, que me deja sin recursos.
Todavía me miras desde el suelo, suplicante, esperando que me agache a socorrerte, aun siendo tú el que me retó al duelo. Me miras con amor, casi perdonándome, y justo eso me hace apretar el gatillo de nuevo, en la distancia, alejándome de ti a zancadas para no ver como cierras los ojos.
Y me sabe la boca a sangre. Puede que de morderme el labio, puede que de abatir a mi corazón a balazos hasta dejar que la sangre se mezcle con el polvo y la tierra. Pero una buena vaquera nunca llora, nunca se mira las manos manchadas de sangre, nunca pierde la cuenta de las balas. Así que me sacudo el polvo, me calo el sombrero, y dejo una última bala en la recámara, la de reconciliación.
Hay quien no está hecho para jugar a indios y vaqueros.
Quizá yo tampoco. Pero déjate de flechas de amor, cariño, estamos en el siglo veintiuno...
Déjate de juegos de niños, porque ya estamos creciditos y al final de la partida, solo hay un superviviente.


6 comentarios:

Martukya dijo...

Sinceramente, brutal, no habría definido una situación de manera más creativa y tan realista a la vez.
Me ha encantado este microrrelato.
Soy una sinvergüenza por no haberme pasado por aquí en tanto tiempo, estoy en modo perruna... :(

Espero que el nuevo curso te vaya genial y que no pase Octubre sin vernos, que tengo ganas de verte pronto. :)

Besazos vaquera, ten en cuenta que a veces si la flecha cae en punto débil, ni la más veloz de las balas es capaz de combatirla ;)

Nos veremos en el Oeste pronto, espero.

angiie dijo...

hola !!
me encontre tu blogg y me encantoo sigue asi muy original

visita mi blogg
espero que te guste como ami me gusto el tuyo el mio es una historiiaa no te vas arrepentir

http://seunikooangie.blogspot.com/

tinta negra dijo...

me encanto siempre la mayoria de casos uno se pone del otro lado de la historia pero esta es diferente!°

Saludos!°

Delgaducho dijo...

Si es en defensa propia, aunque nos cueste no tenemos más remedio que disparar.
Genial, como de costumbre.

Ani dijo...

Una "palabra": WOOW
Estoy de acuerdo con lo que dicen por aquí, la mayoría de gente se hubiera puesto en el lugar del perdedor, somos así de pesimistas.
Pero tú consigues que todo, por cualquier cosa que sea, exprese lo que sientes, y lo peor de todo: que encima queda bonito! xD
En serio, me ha dejado la carne de gallina!

A ver si hablamos que me tienes que contar muchas cosas, y se quedó a medias la bronca que te iba a echar xD

Te quiero fei!

mandy dijo...

la fot mola un montón...