lunes, 8 de marzo de 2010

MALNUTRICIÓN SOCIAL


Malnutrición social.
No me hace falta mirarme en folletos de ONG's imaginarias.
No erradico siquiera la pobreza y el hambre de mi propio cuerpo.
Me hago huesos y carne muerta ante un mundo apático y esnob que me mira por encima del hombro, y aun así, aun muerta de hambre, la culpa es mía.
La culpa es mía porque es mi incondicionalidad y dependencia hacia las personas la que me consume. Animal social,que diría Aristóteles y otros tantos.
Me encantaría alegar que esto no es realmente así,y que es una estupidez crónica y duradera por mi parte, y no algo global que encierra a todo ser humano, pero creo que mi amigo filósofo tenía razón...
¿Somos realmente dependientes de la droga que otros nos suministran?¿De las relaciones humanas?¡Y luego hablamos de clases marginales, cuando todos somos drogodependientes o sucedáneo!
Asi que lejos de meterme un atracón de amigos,caras y sentimientos que me haga vomitarlo todo (es lo que tiene la inanición,ya sabéis) mastico con parsimonia el pan duro que me ha tocado en el reparto-claramente desigual e injusto-hasta dejarme los dientes en él, que soy muy dada a ello.
Pero ey,algún día hasta el mejor alimentado comerá del mismo suelo sucio del que rebaño yo hoy los restos, y quizá, y sólo quizá, uno más se una a mi causa.
¿Qué se habla de solidaridad, de erradicar pobreza cuando todos están(estamos)podridos por dentro?
DE DENTRO A FUERA. LO HE DICHO SIEMPRE.

Espero que no se os indigeste mi delirio.
Un saludo desde este desconocido mundo(que hace frontera con "el tercer mundo"...)

PD: La foto me ha enamorado, asi que la pongo sin más.

5 comentarios:

Martukya dijo...

La pena es que el ser humano es un animal que depende de las personas que le rodean: formamos parte de eso que llamamos sociedad, de una manera u otra, en un escalafón más alto o más bajo, pero estamos ahí.
Eso es lo que nos hace ser lo que somos, lo que nos compone, nos mantiene en nuestro status quo.

Bah, pero qué narices... Yo también odio esa jerarquía.

¿Te hace un chupito de libertad?

Delgaducho dijo...

Indigestar? para nada, a mi personalmente leer cosas asi me facilitan el proceso digestivo porque me siento reflejado y veo que por mi otros deshacen el nudo de mi estómago.
Efectivamente somos dependientes absolutamente de las relaciones humanas, una droga normalmente muy cortada y con efectos devastadores para quienes la consumimos por necesidad y no por placer

mandy dijo...

se que te lo he dicho muchas veces
pero me embelesa tu forma de escribir
disfruto muchisimo leyendo tus cosas
(cuando puedo claro...)
tus delirios son lo mejor y sin ellos (y los de otros tantos que siempre acaban estalado) el mundo sería demasiado conformista.

un beso!

Anónimo dijo...

Vaya, perdí el rumbo de tus pensamientos, pero creo, que poco a poco, podré volver a ellos.
Pues sí, somos dependientes de la droga de los otros, como tú has dicho. Tanta evolucíon, especie primera, animal racional, e intelegencia, para al final, ser como el resto. Depender de los demás para sobrevivir, depender de las relaciones humanas para conseguir darle un sentido a la existencia.
Ahora la que delirará soy yo pfff...sobre todo cuando pienso, si no fuera por esa necesidad de vivir en sociedad, de alimentarnos de los otros, ¿qué seríamos? Materia y huesos, muerta como dices tú, fría y encerrada siempre en su pensamiento; o quizás, libres de las ataduras. Quién sabe.


Indigestión no, pero más de una vuelta a la cabeza consigues, cosa necesaria y urgente en este momento.


De tu jesusina...=)

galicia maravillas dijo...

somos seres sociales, aprendemos y desaprendemos de todo y todas las personas que tenemos alrededor, una de las mejores cosas de la vida, para mí, es la sensación de comunicarte con otra persona, o como diría una bióloga que conozco: mineral, animal o cosa :) aunque bueno, prefiero el animal :) aunque algunos son más racionales que otros jejeje y es que con los minerales no he probado mucho :)) y en cuanto a las cosas, bueno, en ese caso, se suele quedar en una mirada, a veces larga, otras más corta, por mi parte; pero con los animales es distinto, o mejor :) a mí más que disgustarme esa dependencia, me gusta :) ahora, hummm... creo que me voy a comunicar con un bocadillo de lomo, después de la presentación y una mirada rápida... ñammm!! :)
PD: es que me has dado hambre :)
un biquiño!! y muchas gracias por tu visita! :))